Vim Logo

Es un hecho, ya lo decidí, después de tanto tiempo entre sí-no-sí-nunca-sí… al final tuve ese “haz de luz” que me iluminó y me hizo tomar la desición final.

Tres años llevo intentando migrar a Vim y arrepintiéndome, inicialmente decidí cambiarlo por Geany, luego de Geany me pasé a Sublime Text 2 (y 3) y este pensé que sería mi setup final, no más Editor-Hoping. Pero ok, ya no más, ahora me pasaré a Vim con o sin razones, con o sin excusas, con o sin los conocimientos :D.

Bromas aparte, hace una semana empecé a usar Vim de manera exclusiva y no me arrepiento, a decir verdad no he extrañado ST para casi nada (mentiría si dijera que para nada). Principalmente porque he ido descubriendo muchas características nativas de Vim que me han servido para reemplazar en cierto modo aquellas cosas que solía usar en ST. Es tanto el compromiso que ahorita mismo estoy escribiendo este artículo en Vim.

Para llevar a cabo mi macabro plan decidí empezar con algunos hábitos:

  • Empecé a leer el libro Practical Vim y practicar mientras lo leo. Esto de hecho es lo que más les recomiendo, este libro es realmente un increíble recurso.
  • Tengo un .vimrc con pocas configuraciones “raras” más que quizás lo estrictamente necesario para tener una buena experiencia en el editor. Como eliminar la compatibilidad con vi, por ejemplo.
  • Similar al punto anterior, tengo muy pocos plugins, más que los necesarios para ciertos casos como CtrlP.vim y quizás unos 4 más.
  • Configuré mi bash para Vi Mode (set -o vi) y así usar los shortcuts de Vim en la consola.
  • Estoy usando Vimium en Chrome y Vimperator en Firefox para poder usar los shortcuts de Vim en el navegador.
  • Uso ST para cosas que necesite muy rápido y que por mi falta de experiencia haré muy lento si las hago en Vim.
  • Uso el Mouse, mis teclas Up-Down-Left-Right mientras me acostumbro a “The Vim Way”, como lo recomienda Yehuda Katz.
  • Eliminé todo Shortcut que tenía de ST (Como el ítem en favoritos en el Kickoff de KDE) para no abrirlo “por facilidad” o por tentación. En su lugar, ubiqué uno que Gvim (que de hecho no uso pues prefiero vim en el Terminal).

Esas y algunas otras cosas más, ya veremos en algunas semanas el resultado de mi “arrebato” ;).